Testimonios Pacientes

Enviar a un amigo
 

Tuve que realizarme unas sesiones de ultrasonido y drenaje linfático manual, después de una cirugía de implante mamario, la cual me tenía muy complicada, con mucho dolor e inflamación.
A través de mi cirujano plástico, llegué a la kinesióloga Ingrid Gastó, de Viña del Mar, para mi tratamiento.
Debo señalar que las sesiones que tomé con Ingrid me ayudaron definitivamente para mejorar mi estado de salud.
Destaco con mucho gusto y sinceramente el trato tan humano y profesional que recibí durante mi atención tanto de Ingrid como de todo su equipo de trabajo.
Te felicito.

Jennice Dorador Tapia
11.841.743-7
Copiapó

 

Pensé que lo mío no tenía arreglo. Que después de tres cesáreas mi cuerpo nunca más iba a ser el mismo. Que la edad pasaba la cuenta inevitablemente y la elasticidad de mi piel estaba en franca retirada. Para qué hablar del enemigo público número 1: la celulitis.
Conocí a Ingrid por casualidad y me hice el tratamiento (cavitación + tripolar + drenaje linfático) para “probar” si era efectivo y sin ninguna certeza. ¿Y saben qué? ¡Me cambió la vida!
Por primera vez en siete años pude ponerme un bikini y pasearme tranquilamente por la playa sin complejos ni vergüenzas. Volví a usar shorts y polleras. Y lo más importante, pude sentarme tranquilamente sin preocuparme por la “piel de naranja”.
Eso sí, los resultados espectaculares no fueron obra de magia. También hubo una cuota importante de alimentación saludable, Pilates diario y tomar mucha agua (aproximadamente 2 litros), que es ideal para eliminar la retención de líquido y hace que el tratamiento otorgado por CKin sea aún más efectivo. Mis piernas y mi abdomen nunca habían estado tan firmes. Menos mal que hoy en día existen técnicas no invasivas como estos tratamientos. ¡Lo recomiendo a ojos cerrados!

Macarena Ríos



Correo
Twitter
Facebook
Inicio